A Fonsagrada: Fervenza de Vilagocende

DSC_0105

Los 50 metros en caída libre del río Porteliña convierten a la fervenza de Vilagocende en la mayor cascada de Galicia, y en un auténtico espectáculo natural que merece la pena admirar. La ruta para acceder a esta seimeira es, además, sencillísima: 1 kilómetro de longitud por una pista forestal bien cuidada y con un desnivel muy ligero, tanto a la ida como a la vuelta. El entorno de la fervenza es de cuento: todo el bosque, unido por un puente de madera, es precioso. Es una ruta tan cortita (no te llevará ni una hora) que puedes combinarla con la de Forno do Bolo, a escasos kilómetros, en la que también verás dos preciosas fervenzas, aunque no tan espectaculares como esta.
DSC_0146
DSC_0161
Si tu cupo de senderismo con perros ha quedado cubierto con esta corta caminata… te recomendamos, si visitas A Fonsagrada con buen tiempo, que bajes un poco hasta la increíble playa fluvial Pena do Inferno. De infernal tiene poco, te lo aseguro ;). Si os venís a pasar unos días a esta zona de Lugo, que es increíble, podéis alojaros con vuestro perro en una casa rural preciosa, Villa Severina.
 
 
Cómo llegar: sal de A Fonsagrada dirección Asturias, pero sin dejar el pueblo, justo frente al cuartel de la Guardia Civil, hay un edificio rojo: ahí está la bajada a la fervenza de Vilagocende. Conduce unos diez minutos hasta llegar al indicador verde que marca el inicio de la ruta. Si sigues bajando por esa carretera llegarás a la playa fluvial Pena do Inferno (en verano abre el bar). Hay una indicación de otra ruta entre la fervenza y la playa, ignórala: hemos intentado hacerla hoy y está cerrada por la maleza, pero paralela a ella discurre una pista forestal con vistas muy chulas, por si os apetece dar un paseo tranquilo con vuestros perros.  
 
 
Cerca de aquí: Ruta do Forno do BoloBosque da Fervenza.

Deja un comentario