A Pobra do Caramiñal: subida del río Pedras

DSC_0035

Preparad las botas… y los pulmones, porque la subida del río Pedras es dura, pero merece mucho la pena. De hecho, puede que, como yo, hayáis ido alguna vez en verano a bañaros en las pozas de A Pobra do Caramiñal sin imaginaros siquiera que siguiendo hacia arriba existe este paraíso. Pero existe: una poza en lo más alto, en la que te puedes bañar viendo a lo lejos el mar. Un espectáculo. De hecho, en una de las fotos podéis ver a Kuma y a Lola, un golden y una cocker, bañandose encantados en pleno mes de enero… los humanos mejor que probemos el agua en épocas más cálidas :).

DSC_0046

Para encontrar el sendero que sube a la última poza hay que adentrarte en el monte y seguir las pistas casi por instinto; no os preocupéis, es facilísimo situarse. Si solo queréis daros un chapuzón en las pozas de la zona baja (se puede ir con el perro, siempre que no moleste), ubicaos por la zona del puente, hay un senderito que lleva a diferentes pozas, todas impresionantes, algunas auténticos spas naturales. Si os animáis a subir a la cima, debéis seguir el camino que está justo encima del puente, monte a través.

DSC_0050

El sendero se irá estrechando más y más, y de repente empezará a subir… y es una subida dura. Pero es cortita, así que ¡lo conseguiréis! Y en la cima estará la recompensa: unas vistas alucinantes y una poza solo para vosotros y vuestros perros. Ojo, en época de lluvias el agua baja realmente brava, cuidado con los perros si se acercan a la cascada.

Cómo llegar: en el centro de A Pobra do Caramiñal hay un cartel que te dirige hasta las pozas. Síguelo, la ruta está muy bien indicada hasta llegar a su inicio. En el monte, eso sí, no encontrarás ninguna indicación: tienes que subir a mano izquierda, según llegas, por una pista que se adentra en el monte.
 
Cerca de aquí: Castro Baroña.

3 thoughts on “A Pobra do Caramiñal: subida del río Pedras

Deja un comentario