Acantilados de Loiba (Ortigueira)

Hacía muchos años que no iba a Ortigueira, ¡y vaya si ha cambiado! En mi memoria se quedó grabada una costa virgen y salvaje, con lugares a los que era difícil acceder… y me reencontré con esa maravillosa costa salvaje, pero ahora mucho menos virgen. No cabe duda de que el banco más bonito del mundo ha puesto en el mapa turístico los acantilados de Loiba, un rincón espectacular de la costa gallega.

DSC_0013

Si vais a ir de ruta con varios perros seguramente la época veraniega no sea la más aconsejable: nosotras hemos ido un jueves de septiembre y había bastante gente, sobre todo en los miradores. Pero como los humanos son bastante vagos y van en coche hasta los puntos turísticos, los tramos de la senda entre cada hito han sido todos nuestros. ¡Nos lo hemos pasado en grande!

Siempre busco información de las rutas antes de ir, y en este caso, aunque pensaba iniciarla en la playa de Esteiro, al ver que hay un sistema dunar preferí parar en la Oficina de Turismo de Ortigueira para asegurarme de que no causaríamos problemas. Tened en cuenta que yo voy con siete perras a todas partes, esto me limita un poquito para llevarlas atadas, jejeje, si vais con un solo perro podéis empezar perfectamente la ruta en esa playa: con llevarlo atado el tramo de dunas, ¡listo! La amabilísima chica de la oficina de turismo me recomendó empezar en la Praia do Picón para evitar las dunas con toda mi manada, y eso hice. El tramo que hemos recorrido es cortito, ida y vuelta no son más de 6-7 km, aunque si bajáis a las playas se alarga.

DSC_0040

Comenzamos la ruta donde está el chiringuito de la playa, y realmente no necesitáis indicaciones, es un trazado sencillísimo y que no tiene pérdida. La pista principal va por el monte, paralela al mar, y tiene ramales hacia los acantilados y hacia las playas y miradores. Ya en Picón os encontraréis un banco espectacular, que, si no es el mejor del mundo, sin duda está entre ellos. Si os sentáis en él os sentiréis subyugados por el poder de esta costa, perfilada al fondo por Estaca de Bares. Desde el banco volvéis al sendero, se ve perfectamente, y camináis por la pista, desviándoos si queréis para sentaros en el mejor banco del mundo (yo me lo he ahorrado, había cola) y si no siguiendo rectos hasta llegar a un mirador chulísimo, que está indicado desde el sendero.

DSC_0072

Justo al lado del desvío al mirador hay un sendero que baja a una de estas espectaculares y salvajes playas que dan nombre a este trecho, Ruta das Algas, porque en ellas se recogen muchísimas. La senda continúa por la Ribeira do Carro, ahora atravesando una aldea (podéis encontrar vacas pastando y algún perro suelto, pero encantador), y llega hasta otra playa salvaje desde la que veremos la increíble Pena Furada. Ahora nos toca volver por donde hemos venido para regresar al coche, mucho más relajados que cuando hemos llegado.

P.S. Llevad agua para los perros en época de calor, no hay ni una charca.

Cómo llegar: para acceder a la ruta, tanto desde la playa de Esteiro como la de Picón, hay que salir desde Ortigueira dirección Espasante. Id atentos a los desvíos a la izquierda hasta que veáis en de la playa que os interesa y seguid las indicaciones. 

Cerca de aquí: Ruta del faro da Frouxeira/

One thought on “Acantilados de Loiba (Ortigueira)

  1. Pingback: Perrunadas

Deja un comentario