Camiño do Ferradal (Quiroga)

Senderismo con perros
Solo, antes de lanzarse al Soldón.

Hay gente que espera muchas cosas de las rutas, como que haya “cosas que ver” (siempre me deja pasmada esa petición cuando tienes delante paisajes increíbles). Pues en esta ruta hay muchas “cosas que ver”: cientos de árboles increíbles; miles de paisajes que quitan el aliento; alvarizas para proteger las colmenas de los osos; rapaces cayendo en vuelo picado entre los valles; un río, el Soldón, que es tan transparente que parece un cristal… Y si estás en Galicia con tu perro podrás hacer senderismo con él con la tranquilidad de saber que en el Camiño do Ferradal no hay nada más que naturaleza en estado puro: ni humanos a los que molestar, ni ganado al que asustar ni gatos a la fuga. Nada más que un mundo paralelo de belleza, relax y… ¡cuestas! Sí, no puedo engañaros, esta ruta tiene alguna que otra. Pero es tan bonita que ya ni las recuerdo.

Senderismo con perros
La ruta salta de valle en valle.
Senderismo con perros
Paloma, en mi mochila.

La ruta es lineal y une Soldón con Rugando a través de un camino de alrededor de 11 km. Es decir: si no podéis dejar un coche al final del trayecto tendréis que hacer 22 kilómetros para ir y volver. Ojo: si os toca un día como el de hoy, de 35 grados al sol, llevad agua abundante, pues escasea en muchos tramos y los perros pasan muchísimo calor en este camino. Hay varias fervencillas y bajadas al río al inicio y final de la ruta, pero hay largos trechos sin agua. Nosotras no nos esperábamos un día de agosto en pleno abril y sobre todo las viejiñas, Arwen y Paloma, nuestra acogida, lo han pasado regular. (Paloma, de hecho, ha hecho varios kilómetros dentro de mi mochila jajajjaa).

Rutea (uno de nuestros compañeros de rutas favoritos) y nosotras hemos comenzado la ruta en Soldón (ojo, si buscáis en Google Maps os enviará a otro Soldón, este es Ponte Soldón, ¡cuidado! A este se llega por la N-120 dirección Ponferrada desde Monforte: está poco después de pasar Quiroga, pero id atentos, que el desvío puede pasar desapercibido). En Soldón hay sitio para aparcar, justo debajo del puente de la Nacional (no os adentréis en la aldea, es estrechísima y tendréis que subir bastante para dar la vuelta). La ruta arranca en el mismo pueblo, veréis el cartel perfectamente. En este primer trecho puede haber gatos y ovejas pastando cerca del río, pero una vez que empecéis a subir no hay más peligros.

Senderismo con mi perro
Vistas desde el Camiño do Ferradal.

El Camiño do Ferradal une los pueblos de Ponte Soldón, Paradaseca y Paradapiñol con la Ferrería de Rugando. Si no podéis dejar un coche al final del trayecto y solo queréis caminar un tramo podéis acceder al camino desde cualquiera de estos pueblos, cogiendo un desvío en el kilómetro 467 de la N-120.

DSC_0010 - Copia

Lo primero que os vais a encontrar al dejar atrás Soldón es la Cova de Ricopete, un lagar excavado en la roca del que podéis encontrar información pinchando aquí. No está claro su origen: minero, rupestre… pero os aseguro que los dos huecos son chulísimos. A Arwen le parecieron interesantísimos.

A partir de aquí la ruta empieza a subir… y subir. No son subidas durísimas, que no cunda el pánico. Hoy hacía un calor infernal y nos costaron un poco, pero seguramente con una temperatura más idónea para caminar se hagan sin mayor problema. Id fijándoos en el suelo: veréis marcadas las rodadas de los antiguos carros de bueyes en las piedras. Pero no olvidéis mirar de frente porque hay árboles increíbles, como sobreiras, castaños… y hasta olivos.

DSC_0018 - Copia
Cosas que nunca entenderé de los humanos….

Pese a lo inhóspito de este terreno, algún humano ha conseguido subir a tirar su nevera valle abajo. Es impresionante nuestra capacidad para destrozarlo todo. También hemos encontrado latas y envases de bebidas de la carrera que se corrió por aquí hace unos días. Sin palabras :(.

 

Senderismo con perros
Alvariza mimetizada con el entorno

En el camino vamos a encontrar casas abandonadas y alvarizas, construcciones de piedra que protegen las colmenas del ataque de los osos. En la foto podemos ver una, en la parte superior, perfectamente integrada con el paisaje rocoso sobre el que se asienta.

Llegaremos atravesando estos increíbles valles hasta un desvío que baja a la Pena Furada, una de las obras de minería ejecutadas por los romanos en estas tierras. Después de este tramo ya empezamos a encontrar los desvíos que nos llevan a los pueblos de Paradaseca y Paradapiñol.

Senderismo con perros
Alvariza. Foto de www.rutea.es

Nosotras este tramo no lo hemos hecho, dimos la vuelta para regresar a Ponte Soldón porque Arwen y Paloma no lo estaban pasando muy bien, y así Rutea pudo terminar la ruta y fuimos a recogerlo a la Ferrería de Rugando. El trecho que nos perdimos es realmente espectacular, con alguna cuestilla que otra, y termina al lado del río, junto a la Casa Grande da Ferrería de Rugando, que, ¡sí!, admite animales. No como los apartamentos rurales de Soldón, donde te lo anuncian en un cartelito con claridad: “no admitimos perros, solo perros guía”. ¡Ellos se lo pierden!

Cómo llegar: para comenzar la ruta en Soldón coged la N-120, está entre Monforte y Ponferrada. Si venís desde Monforte está al pasar Quiroga, e id atentos porque el cartel es fácil pasárselo. Si preferís hacer la ruta desde Rugando coged un desvío en el km 467.

Cerca de aquí: Castro de Abaixo-A Cubela-Castro de Abaixo/ Las Médulas / Salcedo-Paramedelo.

3 thoughts on “Camiño do Ferradal (Quiroga)

Deja un comentario