De ruta por Alberguería y Vilouxe siguiendo el GR-56

La Ribeira Sacra está salpicada de miradores, muchos conocidísimos, como los Balcones de Madrid (nunca entenderé que sea el más famoso), Cadeiras o Pena do Castelo; otros mucho menos visitados, como el del Duque (uno de mis favoritos)… y algunos casi desconocidos, como el de Vilouxe o el de Pé do Home.

DSC_0075

Con un guía como Roi Barcala, de Rutea, es un placer descubrir la zona de la Ribeira Sacra de Ourense, que tenemos mucho menos explorada que la orilla lucense. Esta ruta, que es lineal y tiene ida y vuelta alrededor de 8 kilómetros, es maravillosa. Os llevará algo más de dos horas… si conseguís arrancar la mirada del Sil desde los dos miradores que están en el recorrido, o si no os quedáis extasiados en los cuidadísimos soutos que atraviesa. Es una ruta de dificultad baja, aunque tiene varias cuestas que suponen un pequeño reto para el caminante. Para los perros ya os adelanto que es un paraíso y no pararán de correr en todo el recorrido.

El tramo que hemos hecho comparte trazado con el antiguo Camiño Real dos Peares y con el sendero de gran recorrido GR-56, el Transourensán. Iniciamos la caminata justo al lado del cementerio de Alberguría: veréis un camino que baja justo pegado al cementerio. Pues aquí empieza nuestra aventura.

DSC_0068

La ruta es muy fácil de seguir, atraviesa varios riachuelos donde los perros pueden beber y tiene zonas fresquitas entre castaños. La primera parada la hacemos en el mirador de Albaredos, en Vilouxe, que se asoma al Sil, vertiginoso, desde un despeñadero no apto para quienes sufren vértigo. Si nos sentamos en las rocas a contemplar el paisaje veremos en frente el mirador de A Cividade, con su pasarela rojiza, y un poco más abajo, a la izquierda, uno de los viñedos más heroicos de la Ribeira Sacra, que tiene el mismo nombre, Cividade.

DSC_0019

Este mirador está casi al comienzo de la caminata, y tendremos que desviarnos del camino principal para verlo. Después de contemplar el espectáculo de los Cañones del Sil retomamos la senda y nos vamos a adentrar en el bosque, caminando entre castaños por una ruta asfaltada pero llena de encanto. Así llegamos a la aldea de Vilouxe y la cruzamos para iniciar una subida hasta el punto final de este recorrido: el mirador de A Columna. Es el tramo más complicadillo, pero la vuelta es mucho más fácil ;). Y atravesaremos bosques increíbles, salpicados de riachuelos donde los perros se lo pasarán en grande (ojo en invierno, id bien calzados).

DSC_0058

El mirador de A Columna tiene un problema: los cables de la luz que destrozan la vista. Bien, quizá usar el verbo destrozar es demasiado duro: el Cañón del Sil es impresionante con cables y sin ellos. Donde no es exagerado utilizar el verbo destrozar es en el camino que sube al mirador desde Vilouxe, convertido en un baño público, lleno, pero lleno, de pañuelos de papel. Es tristísimo vivir rodeada de tantos humanos indeseables.

 

DSC_0018

Aquí termina nuestro recorrido de hoy. Desde el mirador de A Columna toca volver por donde hemos venido para regresar al cementerio. Mucho ojo en Vilouxe: hay un cartelito de madera que señala hacia Os Peares. No toméis esa senda, volved bajando la aldea, como habéis venido. Esa señalización os lleva a un camino que muere en un souto y tendríais que bajar monte a través para recuperar el camino, como Rutea y Perrunadas. Seguid el camino “normal”, por el que pasaréis de nuevo por rincones idílicos como el de la foto.

Si estáis pensando viajar con perro a Galicia y os habéis decidido por la Ribeira Sacra podéis escribirnos y os ayudamos a buscar alojamiento con perro… o hasta os organizamos un plan chulísimo con Perriturismo.

Cómo llegar: la ruta empieza justo al lado del cementerio de Alberguería (Nogueira de Ramuín, Ourense). Al llegar al pueblo tenéis que bajar por una pista que está justo al pasar (dejándolo a mano derecha) el cartel del desvío de la casa rural Casa da Eira, que tiene un apartmento dog friendly..

Cerca de aquí: Ruta de Entrambosríos-A Barxa/ Paradela-Santo Estevo-Paradela/  Miradores de Pantón

Deja un comentario