Ribeira Sacra

Entre viñedos por el Mirador del Duque (Ribeira Sacra)

Hay rincones en la Ribeira Sacra que, si puedes, debes visitar en otoño. El mes de noviembre es mágico en el sur de Lugo, con los viñedos cambiando de rojo a ocre y los castaños y los robles perdiendo las hojas teñidas de amarillo. Hasta los menos bucólicos sentirán una punzadita de mal de Stendhal. Y si quieres incluir a tu perro en tus planes por la Ribeira Sacra o por Galicia, esta ruta te encantará.

Otoño en la Ribeira Sacra

Nuestro recorrido otoñal comienza en el Mirador del Duque, entre MonforteSober, uno de los menos concurridos de la Ribeira Sacra lucense, pese a que es realmente espectacular. Al mirador se llega en coche; hay incluso un pequeño merendero, así que podemos programar un día de picnic si nos apetece. Es un lugar fantástico para llevar a tu perro: no suele haber gente (excepto en verano, puentes… como es lógico) y desde el mismo mirador parte una senda en la que podrás hacer senderismo con tu perro, una actividad de lo más aconsejable en Galicia. 

Nos detenemos primero en el mirador, que cuelga sobre el río Sil, ofreciendo una vista panorámica espectacular de la orilla ourensana y de los impresionantes viñedos de Doade. Estas vertiginosas viñas romanas definen la Viticultura Heroica: tan solo el 5% de la superficie dedicada a la viticultura en Europa está catalogada así, pues para obtener la denominación las cepas deben estar en terrenos con más del 30% de pendiente y las vides deben estar cultivadas en terrazas, entre otros requisitos. El CERVIM (Centro di Ricerca, Studi, Salvaguardia, Coordinamento e Valorizzazione per la Viticoltura Montana) cuenta con un sello específico que define este tipo de viticultura y que en España solo pueden usar la Denominación de Origen de la de la Ribeira Sacra, la DOP Islas Canarias y la DOP Cangas de Narcea

Mirador del Duque, Ribeira Sacra

 

Dejamos el mirador a nuestra espalda y caminamos un poco, hasta ver un camino que baja a la izquierda. Es una senda lineal, debemos regresar por ella, pero merece la pena: nos vamos a adentrar en los viñedos de Doade, descendiendo con las vides y maravillándonos con ellas y sus colores. En verano son profundamente verdes, pero tras la vendimia se tiñen de rojo, y en otoño tienen ese increíble color ocre que hace único el otoño en las zonas de viñedos.

Esta pista va descendiendo hacia el río, hacia el embarcadero de Doade, aunque nos da la opción de meternos a mano derecha para caminar entre los viñedos. Cualquiera de las dos alternativas es aconsejable, y las dos, lo más recomendable de todo. Cierto es que luego nos tocará subir, pero la pista sube y baja suavemente, no es una subida excesivamente dura.

Viñedos del Sil

Cuando decidamos que ya hemos caminado lo suficiente tocará dar la vuelta y subir hacia el mirador. Veremos un paisaje diferente, mirando a los viñedos de frente, pero seguramente nos pararemos decenas de veces para admirar, pasmados, la belleza de este valle del Sil.

Cómo llegar: al Mirador del Duque se accede por la carretera que une Monforte y Castro Caldelas (si se entra por la N-120 a Monforte se coge directamente: en la rotonda de entrada, a la derecha). Está indicado a mano izquierda un poquito después de pasar el cartel que nos indica que dejamos el Concello de Monforte para entrar en el de Sober. Una vez tomemos el desvío el mirador está indicado en los dos siguientes cruces.
 
Cerca de aquí: PR-G  157  . Tramo de Os Palleiros/ Mirador de la Pena do Castelo/ O Marroxo

One thought on “Entre viñedos por el Mirador del Duque (Ribeira Sacra)

Deja un comentario