Perrunadas

O Carballiño: Camino Natural del río Barbantiño

El Camino Natural del río Barbantiño, en la comarca de O Carballiño, comienza en un rincón idílico, en A Forxa (Punxín). Es un sendero precioso, que discurre pegado al río regalándonos un paisaje de ribera maravilloso y ese sonido mágico de las sendas fluviales. Para hacer senderismo con vuestro perro es altamente recomendable: tiene bosque, recodos mansos del río para que se bañe y aunque es un sendero concurrido pasea más gente con sus perros, así que podrán disfrutar a sus anchas.

DSC_0016

Comenzamos a caminar pegadísimos al río Barbantiño, tras bajar toda la aldea de A Forxa hasta un pequeño merendero que está al inicio del sendero, que está perfectamente señalizado durante todo el recorrido. Este rincón, precioso, se llama O Bañiño, y es una zona de aguas templadas (23 ºC) y sulfurosas. Los primeros metros de la senda están bastante impracticables: decir que hay ortigas es quedarse corto. Como este invierno ha sido muy duro y llevamos solo dos días de sol seguramente hasta ahora no han podido desbrozar, así que en circunstancias normales es de suponer que estará en buenas condiciones. Seguid aunque os parezca que no hay senda, por tanto, porque la hay ;).

Caminaréis casi todo el tiempo pegados al río Barbantiño, que cruzaréis varias veces por pequeños puentes. El sendero sale dos veces (a la ida y a la vuelta) a una carretera comarcal no demasiado transitada: es solo atravesarla para retomar la senda, pero tened cuidado con los perros. En el primer tramo, hasta llegar a la Ferveza do Barbantiño o do Cachón, veréis varios molinos, incluso caminaréis sobre el antiguo canal de agua que iba a uno de ellos.

DSC_0013

Los puentes que tenéis que atravesar son de esos que dan un poco de miedito a los perros: con rejillas. Pero tanto el Comando G como los tres perros de Sabela los han cruzado con mayor o menor valentía ;), así que los vuestros sin duda lo harán también. Durante todo el camino hay recodos donde el río está manso, donde los perros se bañarán y se lo pasarán en grande. Y así llegaréis a la Fervenza do Barbantiño o do Cachón: una caída de unos 15 metros realmente espectacular.

La senda está perfectamente señalizada, así que no tenéis más que seguir los pivotes para hacerla. Hay variantes: nosotras hemos hecho el recorrido normal, de unos 8 kilómetros y semicircular. Pero si en el camino de vuelta a O Bañiño subís hacia el área recreativa, en vez de seguir el sendero normal, podéis volver al punto de partida caminando al borde de un canal hasta llegar a la aldea de San Fiz, donde podéis visitar la ermita de San Pedro antes de bajar hacia su puente medieval, que está en el antiguo Camino Real que unía Ourense con Santiago de Compostela.

DSC_0048

El otro sendero, el que hemos seguido nosotras, os devolverá a O Bañiño pegados al río, rodeados de alisos, chopos y sauces: una auténtica maravilla. Esta senda me ha recordado en cierta manera al Paseo fluvial del río Sarela, en Santiago de Compostela… aunque el Camino Natural del río Barbantiño es incluso más bonito, porque es mucho menos urbano.  En definitiva, dos horitas y pico maravillosas, en un lugar idílico en el que vuestros perros van a disfrutar intensamente, sobre todo si les gusta bañarse.

 Cómo llegar: desde Ourense hay que coger la N-120 dirección a Vigo y seguirla hasta llegar al desvío a Carballiño (N-541) y seguir por esa carretera hasta llegar a A Forxa, en Punxín. Veréis el edificio del ayuntamiento, y justo bajando por ahí se llega a O Bañiño, el inicio de la ruta, bajando hasta el final.

 
Cerca de aquí: Camiño Real de Esgos/ PR-G 98. Cañón del Sil-Parada de Sil/ Ruta del cañón del río Mao.