O Deza: Sendeiro do Deza

octubre_014

El Sendeiro do Deza parte de uno de los sitios que más me gustan de Galicia, el Monasterio de Carboeiro, fundado en el año 936 por los condes de Deza, Tareixa Eiriz y Gonzalo Betótez. Erguido en una mágica península formada por el río Deza, lo vi por primera vez en ruinas hace más de 20 años, y volver a verlo ahora, con una reforma que recrea cómo fue, sin necesidad de convertirlo en un hotel o un parador de lujo, me ha emocionado. Hemos aprovechado para verlo con calma al terminar la ruta, con la manada ya cansada :), pero antes de hacerla sí que hemos bajado hacia el río, bordeando el monasterio, y el Comando G se lo ha pasado pipa :). 

Tras el baño perruno, estamos listos para iniciar  la ruta ;). Esta senda tiene una longitud de unos 6 kilómetros (de ida, más otros 6 de vuelta): os llevará tres horitas largas, contando las paradas. Parte desde el mismo Monasterio de Carboeiro, y aunque la mayor parte del trazado es idóneo para hacer senderismo con vuestros perros, hay un tramo de carretera en el que tendréis que atarlos, aunque no es demasiado largo. Pero hay que reconocer que desluce mucho la senda. 

 

octubre_023

Lo primero que os vais a encontrar en el sendero, una antigua calzada medieval, es este puente, a Ponte do Demo, del siglo X. Debe su nombre a que fue un sitio donde hubo muchos asesinatos y asaltos, aunque hoy es completamente seguro, cruzadlo sin miedo :). Tras atravesarlo os adentraréis en un bosque alucinante, caminad siguiendo las señales hasta que lleguéis a una carretera. Este tramo tiene poco tránsito, podéis llevar a los perros sueltos si son obedientes. Desemboca en la zona recreativa de la playa fluvial de A Carixa, donde podéis hacer una parada para comer. Dejad A Carixa vuestra izquierda y cruzad el puente siguiendo la carretera de la aldea (ojo, este tramo va por carretera, los perros atados), que se llama Merza, hasta que veáis a mano izquierda un cruceiro: ahí meteos de nuevo. Vais a pasar por una zona de casas antes de adentraros en el bosque. Atentos a las señales, para no despistaros. 

 

octubre_050

 

El último tramo de la ruta, el que lleva a la Fervenza do Toxa, es realmente espectacular: un bosque de cuento. Id bien calzados porque es un bosque muy húmedo y el camino un poco resbaladizo. Antes de llegar a la Fervenza do Toxa encontraréis otra cascada más pequeña; seguid subiendo y ya os hallaréis frente al espectacular salto que hace el río Toxa para unirse al Deza. Un espectáculo de unos 40 metros de altura que convierte a esta fervenza en la segunda mayor de Galicia (la primera es, por muy poco, la de Vilagocende, en A Fonsagrada).

 octubre_064

Ahora toca volver, y como hemos bajado alguna que otra cuesta nos tocará volver a subirlas: la más dura es la del tramo de carretera entre A Carixa y el siguiente trecho de sendero por bosque, pero se sube sin demasiada dificultad. No os despistéis, el sendero para volver a Carboeiro está a mano derecha, justo antes del cartel que os dirige hacia el Balneario (si seguís subiendo hay otro camino que lleva también a Carboeiro, pero mejor volved por donde habéis venido, que es más bonito). 
 
octubre_087
Cómo llegar: tenéis que ir hasta Silleda (Pontevedra), y allí, en la carretera que une Silleda con Santiago, está el desvío al Monasterio de Carboeiro: ojo, id muy atentos porque es un cartel muy pequeño. Inexplicable que esta joya no merezca un cartel más visible. 
 
 Cerca de aquí: Ruta del agua de Caldas/Monte do Faro/Parque natural del río Barosa/.

4 thoughts on “O Deza: Sendeiro do Deza

Deja un comentario