Oia: Pozas de Mougás

DSC_0152

¿Os apetece una tarde de pateada, monte, petroglifos y chapuzones? La ruta a las pozas de Mougás tiene todo esto y mucho más. El recorrido que hicimos nosotros lleva unas dos horas, es de algo más de 8 km, aunque con las paradas se alarga, porque es imposible llegar a las pozas y no quedarte allí un rato: es un lugar paradisíaco. Esta zona está en la parte oeste de la Serra da Groba, en la que los regos Mougás y Pías van formando hemosas pozas para saltar los obstáculos que encuentran a su paso.
DSC_0126
El recorrido empieza justo en la entrada de la pista que conduce a las pozas. Desde este punto a la poza principal hay 2,5 km, pero nos vamos a desviar antes de subir a la poza para ir a Pedra Lan a ver los petroglifos. Estos símbolos grabados en las rocas fueron hechos en el Neolítico, y están considerados el antecedente de la escritura. Algunos datan del año 10.000 a.C., y en Galicia tenemos auténticas joyas. Muchos dirigiendo sus marcas al mítico monte Pindo, el olimpo celta que ha sido arrasado el pasado verano por el fuego. Una de esas pérdidas que los gallegos lloraremos para siempre.
 DSC_0150El camino a Pedra Lan está indicado. Antes de llegar a la zona donde están los petroglifos veréis muchas pozas, a una podéis llegar por un caminito entre las piedras: es realmente preciosa. Por el camino veréis que hay pistas desde las que llegar a Mougás y otras localidades, así que otra opción es hacer la ruta desde la aldea.
 
DSC_0166

Una vez hayáis visto los petroglifos deberéis desandar el camino para volver al cruce donde está la pista que lleva a las pozas. Cuando lleguéis os quedaréis boquiabiertos: es un lugar de cuento. Si vuestros perros son de los que adoran nadar, van a flipar :). 
Después, cuando volváis a donde habéis aparcado, no os perdáis el atardecer desde este monte, es un espectáculo.
Cómo llegar: tenéis que ir hasta Mougás, por la carretera que une Baiona y A Guarda. Es una de las carreteras más hermosas de Galicia, pegada a una salvaje zona de mar: un espectáculo. Cuando lleguéis a Mougás debéis subir donde veáis un cartel que anuncia el curro de Mougás: es enorme, tanto que ni os fijaréis que al lado hay uno que pone Pozas. Subid y subid hasta que veáis un cartel de madera que indica las pozas a mano izquierda. No hay pérdida, justo en frente hay un refugio forestal.
 
 
Cerca de aquíLas sendas secretas de los bosques de Gondomar/ Zamáns/ Playa de A Ladeira

Deja un comentario