Os Ancares: Souto de Agüeira

DSC_0110

Entrar en el soto de Agüeira es como entrar en un bosque encantado. Te rodean castaños de cientos y cientos de años, imponentes, y el sol se cuela entre sus larguísimas ramas, creando un juego de luces totalmente ensoñador. No es esta una ruta al uso, de esas para caminar horas y terminar felizmente agotado: es más bien un paseo que te llevará un par de horas, pero paseo al fin, porque todo a tu alrededor te transmite calma y paz y te sentirás inundado por esas sensaciones. No he encontrado en ningún sitio información sobre la cifra aproximada de castaños que hay en este souto. Son cientos y cientos, repartidos entre las aldeas de Agüeira, Cormes y Morcelle. El acceso es desde el pueblo de Ferrería, a 20 metros a la derecha de la N-VI: por ese camino entramos en el bosque.

DSC_0083

También se puede entrar desde el aún más increíble Bosque dos Grobos, pero como el acceso desde la N-VI a este bosque impresionante de piedras no está señalizado, os recomiendo que, tras recorrer el souto tranquilamente, os dirijáis hacia la parte más baja hasta encontraros ante unas inmensas moles de piedra. Vais a descubrir un lugar único, quizá de los que más me han impresionado de todos los que hemos recorrido. Podéis leer más sobre este bosque pinchando aquí, pues lo visitamos en 2013. En esta ocasión, además de recorrer de nuevo el Bosque dos Grobos, pasamos una tarde increíble paseando por el souto de Agüeira.

DSC_0107

El sendero que recorre el souto tiene menos de 3 km, así que ida y vuelta os llevará como mucho hora y media, aunque calculad más de dos porque en el Bosque dos Grobos os vais a quedar extasiados un buen rato, sintiéndoos diminutos entre las impresionantes piedras y saltando entre ellas en busca de la antigua ara de sacrificios celta… yo sigo buscándola ;). El Comando G y yo no seguimos el sendero del souto hasta Corme, pues se nos hacía tarde, pero os aseguro que tengáis una hora, tres o solo quince minutos, detenerse en este bosque merece la pena. Para los perros es un paraíso: la parte del souto, cuesta arriba cuesta abajo, los agotará, y en la parte baja, donde están los Grobos, se lo pasarán en grande olisqueando cada recoveco de piedra.

  DSC_0111

Cómo llegar: hay que salir de Becerreá hacia Ferrería y a unos 20 metros, al llegar a esta aldea, está la entrada al bosque.

Cerca de aquí: Bosque dos Grobos/ Pena do Pico

Deja un comentario