Parque forestal de Oia (Vigo)

Vigo está rodeada de un cinturón de parques forestales impresionantes, que convierten a la ciudad en un auténtico paraíso natural. Pocas ciudades pueden presumir de semejante poderío montuno en su término municipal, aunque son todavía muchos los vigueses que desconocen estas joyas.

Senderismo con perros, www.perrunadas.com

Por la carretera de Camposancos, que une Vigo y Baiona, se accede a dos de los parques forestales de Vigo: Saiáns y Oia. Están pegados, de hecho la carretera para llegar a ambos es la misma. El primero que nos encontramos es el de Saiáns, y arriba de todo está el de Oia. Es aquí donde vamos a hacer la ruta de hoy, empezando donde está el merendero. Es un trazado fantástico para hacer senderismo con perros, o, simplemente, para dar un paseo relajado. Para hacer circular el recorrido debemos tomar la primera pista que vemos, justo al pasar el merendero, y caminar por un trecho de bosque. Nos va a devolver a la pista principal, pero tomaremos a medio kilómetro, aproximadamente, otra pista que baja a adentrarse en el monte.

Senderismo con perros, www.perrunadas.com
Vistas de la ría de Vigo.

 

Nos vamos a encontrar con el mirador de O Carballoso, subiendo unas rocas, desde donde hay unas vistas increíbles de la Ría de Vigo, cerrada por las Islas Cíes. Solo el mamotreto de Toralla rompe el encanto.

 

Senderismo con perros, www.perrunadas.com

Seguimos caminando por el bosque, donde a pesar de la invasión de eucaliptos encontramos robles, castaños, arces plataneros y otras especies autóctonas gallegas. Llegamos a una bifurcación: si tomamos la de la derecha volvemos a la pista principal, y si tomamos la otra caminamos otro rato por el bosque, para subir después a la pista. En cualquiera de los dos casos, una vez de nuevo en la pista forestal podemos seguirla hasta el final, cuando se cruza con la carretera, y volver hacia el merendero por ella. En total, una hora y media, más o menos, de caminata, unos 5-6 km.

 

Hay ciclistas, corredores y a veces hasta caballos, así que si vuestros perros se ponen nerviosos con cualquiera de ellos atadlos en la pista principal; por la que va por el bosque pueden ir sueltos sin problema. Hay varias cascaditas que bajan desde el monte a la pista forestal, así que encontraréis agua suficiente para los perros.

Cómo llegar: desde Vigo o Baiona, tomad la carretera de Camposancos, la PO.552, hasta el cruce de Canido donde está el semáforo: no tiene pérdida, ahí hay dos carteles a la izquierda señalando la subida a los parques forestales de Saiáns y Oia. Subís esa carretera hasta el final, pasando el parque de Saiáns encontraréis el de Oia. 
 
Cerca de aquí: Ruta do Río Eifonso/ Caminos secretos de Gondomar/ Alcabre-Samil.

Deja un comentario