Pontevedra: Parque Natural del río Barosa

El Parque Natural do Barosa, en Barro (Pontevedra) tiene muchos alicientes para recorrerlo con tu perro. Como el entorno, que es de cuento; un bosque atravesado por un río que crea rincones increíbles, mágicos. El Comando G se lo ha pasado increíblemente bien: el bosque está lleno de olores, subidas y bajadas, recodos del río donde darte un chapuzón, ocas… Pese a que es una ruta muy corta (3,5 kilómetros), se han cansado más que en otros senderos más largos que hemos hecho, porque han pasado toda la caminata corriendo sin parar.

 
 BarosaLa senda comienza en un gran parque pegado a la carretera que une Caldas de Reis y Pontevedra. Tras recorrer unos 300 metros ya encontráis el increíble descenso del río Barosa, en una zona bastante humanizada pero aun así llena de encanto, con puentes, mesas y bancos de madera. Hay también un bar con una terracita. En esta parte del recorrido encontraréis a bastante gente, sobre todo si váis un fin de semana. Nosotros íbamos con seis perros sueltos y no hemos tenido el menor problema, más bien al revés, pero ya sabéis que esto es una lotería y os puede tocar el impertinente de turno, así que si vuestro perro es molestón, mejor atadlo en esta parte del camino.
 
 BarosaDesde este punto, el más turístico del parque, el sendero asciende a través de una pendiente bastante fuerte, así que el número de personas se reduce drásticamente. Toda la senda discurre pegada a una muiñada, un conjunto de antiguos molinos en los que el agua que sale de la turbina de uno alimenta la entrada del que está debajo. La ruta está bien señalizada y aunque tiene pendiente es fácil. Después de la subida iréis bajando hacia el río, y ya caminaréis pegados al Barosa lo que resta de senda, por parajes llenos de encanto. Ojo si vais con perros de pluma… hay unas cuantas ocas. Son espabiladas y se meten en el río cuando divisan perros, pero todos sabemos que para esas razas el agua no es un freno, más bien lo contrario :).
 
Barosa 
 
El sendero está lleno de recodos mansos del río, donde los perros, y vosotros, si hace calor, podéis bañaros. Cuidado con algunos tramos donde el río baja con fuerza, eso sí. Es una ruta muy cortita, son 3,5 km ida y vuelta, nosotros la hemos hecho caminando bastante lento y parando en casi todos los molinos y nos ha llevado una hora escasa. 
 
Cómo llegar: la entrada al Parque Natural do Barosa está en la N-550 entre Caldas de Reis y Pontevedra. La señal se ve bien si venís desde Pontevedra; si venís desde Caldas id atentos que os queda a mano izquierda.
 
Cerca de aquí: Sendeiro do Deza, Ruta da Pedra e da Auga/Ruta del agua de Caldas de Reis/.

Deja un comentario