PR-G 99. Ruta da Pedra e da Auga de Guitiriz. Tramo Parga-Sete Muiños

DSC_0007

 

La senda fluvial PR-G 99, la Ruta da Pedra e da Auga de Guitiriz, discurre por un trazado lineal de casi 20 km de longitud, pero es posible hacer tramos más cortos -aunque todos lineales- que evitan la necesidad de repartir coches al inicio y al final. El que nosotros hemos hecho es un tramo de unos 9 km (18 ida y vuelta) que va desde la Carballeira de Parga a los Sete Muiños (Siete Molinos). Es un sendero sencillísimo, todo llano, apto para cualquier tipo de senderista. Es una ruta concurrida, que atraviesa aldeas con ganado y cruza la carretera, así que tendréis que atar a los perros, pero un tramo muy corto. El resto del tiempo se lo van a pasar en grande zambulléndose en el río y corriendo por los prados, así que es una ruta muy recomendable para hacer senderismo con perros en Galicia.

DSC_0082

Partimos desde la zona recreativa de A Carballeira, en Parga (atravesad el pueblo hasta el final, cruzad sobre la vía del tren y bajad todo recto y daréis con ella). La senda está perfectamente indicada en todo su trazado con las marcas amarillas y blancas de los PR-G, seguidlas y no os perderéis. Vamos a seguir el sendero pegados al río Parga, aunque en kilómetro y medio el camino nos obliga a girar hacia el sur para seguir el curso del río Ladroil. Estos tramos de río son preciosos, y los perros se lo pasan en grande: pueden correr libremente y bañarse casi constantemente, pues hay bajadas al río cada pocos metros. Todo el trazado es llano, sencillísimo.

DSC_0045

Todavía veremos un tercer río, el río da Veiga, pero los cambios pasan desapercibidos, nos parece caminar siempre por la misma orilla. Así vais a llegar la vía del tren, que pasaréis por debajo: fijaos aquí en las marcas porque hay tres bifurcaciones, no os despistéis. Tras este tramo nos acercamos a Guitiriz. Id atentos: cuando veais casas atad a los perros porque hay ovejas y vacas pastando. Además aquí os vais a meter en un corto tramo de la N-VI, cruzando la gasolinera de Guitiriz.

 

 

DSC_0014

Tras pasar la carretera retomamos el sendero, que nos lleva ya hasta los Sete Muiños por un camino realmente bonito. Está muy cuidado, acondicionado con farolas y puentes de madera. Sigue siendo todo llano, sin repechos ni complicaciones, y de nuevo hay muchas bajadas al río para que los perros disfruten intensamente del día. Aunque haga calor es una ruta que se puede hacer sin problemas: hay mucha sombra y  mucha agua. LLevaos bañador: este sendero termina en un sitio alucinante, el área recreativa de los Siete Molinos, con su grandiosa piscina natural fluvial. La zona se llama así porque hay cinco molinos, la cifra de siete cuenta las ruedas de molino que trabajaban en total en esta ribera, que eran siete ya que dos de los molinos tenían dos, en vez de una.

DSC_0147

Esta piscina natural es un lugar estupendo para parar a comer. Dado lo sencillo del sendero me temo que los fines de semana de verano no será muy aconsejable hacer esta ruta, pues seguramente estará llena de gente. Pero entre semana y el resto del año es una opción estupenda para pasar un día fantástico con vuestros perros :D. Desde los Sete Muiños deberéis regresar a Parga por donde habéis venido. La caminata os llevará entre cuatro y cinco horas, según el ritmo, pero como es larga es aconsejable parar para comer, por lo que id dispuestos a pasar gran parte del día en Guitiriz.

DSC_0173 DSC_0035

 

Cómo llegar: La ruta parte desde la localidad lucense de Parga. Empieza en el área recreativa de A Carballeira, que está al final del pueblo, cruzando la vía del tren y bajando recto. 

 
Cerca de aquí: Paseo das Aceas/ Bosque da Fervenza

 

Deja un comentario