Ribeira Sacra: Camiño Real de Esgos

El Camiño Real era una vía de comunicación estratégica entre Ourense y las tierras de Aguiar. De ese pasado pervive aún el trazado sobre piedra, para facilitar el paso de los carros, y, a diferencia de otras rutas de la Ribeira Sacra, no resulta tan salvaje, ya que el bosque está muy domado por la mano del hombre. Es una ruta preciosa, muy fácil y con dos atractivos añadidos: el peto de ánimas de A Meiroá y, sobre todo, el espectacular templo de San Pedro de Rocas.

Camino Real de Esgos
La ruta, que es circular, parte del centro de la localidad ourensana de Esgos, justo frente al Centro de Saúde; podéis dejar el coche ahí, que hay sitio para aparcar. El primer tramo recorre el extrarradio de Esgos para adentrarse poco a poco en el bosque, impresionante ahora en otoño. Es una ruta perfectamente señalizada, apta para todo tipo de senderistas y especialmente para los que hacemos senderismo con nuestros perros, porque se lo van a pasar aún mejor que tú descubriendo los miles de olores del bosque. 
 
Encontraréis el peto de ánimas de A Meiroá en la primera parte de la senda. Está en un cruce de caminos y cuando hicimos nosotros la ruta, con el día lluvioso y el bosque lleno de nieblas, resultaba sobrenatural. Los petos de ánimas no son exclusivos de Galicia, pero en pocos sitios como aquí hay tantos, por la especial relación que tenemos los gallegos con los muertos. Estos monumentos mortuarios populares servían para dejar limosnas para las almas atrapadas en el Purgatorio, ayudándolas a alcanzar el cielo. Las limosnas no eran solo de dinero, sino que también servían los productos agrícolas, por ejemplo. A cambio de estas prebendas, el alma atormentada intercedería al llegar al cielo por sus benefactores.
 
San Pedro de Rocas
Dejamos atrás el peto para seguir internándonos en el bosque hasta que alcancemos San Pedro de Rocas, que es impresionante. De esos lugares que te dejan sin palabras. El origen del monasterio es un templo prerrománico del siglo VI: el año 573 está marcado en una lápida en la que figuran además los nombres de siete hombres que se encerraron allí para dedicarse a la vida monástica. El viejo monasterio se quedó sin habitantes, pero a finales del siglo IX, Gemondo, un caballero de los tiempos de Alfonso III, descubre el sitio y decide retirarse allí a vivir rezando con algunos amantes del silencio más. Es espectacular la mezcla de la arquitectura prerrománica y románica en el interior del templo; en realidad, todo es espectacular en este lugar. Tanto, que hasta el Comando G y Kuma quisieron visitarlo :).

 Camino Real de Esgos

Tras dejar atrás San Pedro de Rocas el camino seguirá atravesando el bosque (hay algún tramito de carretera, cortito) para volver a Esgos. Es una ruta de 9 km, os llevará como muchísimo tres horas.

 

Cómo llegar: la ruta parte del centro de Esgos. Para llegar desde Ourense hay que coger la carretera OU-536; está a unos 18 km. Si vais desde la provincia de Lugo tenéis que coger la N-120 hacia Ourense y desviaros dirección Nogueira de Ramuín. De ahí a Luintra y de Luintra a Esgos. 

 

Cerca de aquí: Ponte da Boga-Castro CaldelasRuta del Cañón del MaoRuta de las pasarelas del río Mao.

4 thoughts on “Ribeira Sacra: Camiño Real de Esgos

Deja un comentario