Ribeira Sacra: Ruta del Cañón del Mao

El río Mao no tiene la fama del Sil ni la del Miño, pero a su paso por las tierras de la orilla ourensana de la Ribeira Sacra dibuja un cañón impresionante, que la ruta que se hace desde la aldea de Forcas permite admirar en todo su esplendor. No es el único aliciente de esta propuesta para hacer senderismo con tus perros: la mitad del recorrido lo harás por un antiguo canal, adentrándote en un bosque indescriptiblemente bonito. Este tramo del PR-G 177 parte de la aldea de Forcas: merece la pena adentrarse en ella, es realmente preciosa. Parece como si el tiempo se hubiera detenido al pasar por ella. Uno de los momentos mágicos de esta ruta lo viví ya llegando a la aldea, al final del camino, escuchando los cencerros de los caballos que trotaban en los terrenos cercanos a la iglesia, el único sonido que se escuchaba en todo el valle.
Forcas, Ribeira Sacra
 
Comenzamos la ruta caminando desde la aldea hacia la carretera por la que entramos: dejamos a la derecha el molino y el lavadero y caminamos un trecho por la carretera, hasta encontrar una señal con una flecha amarilla. Seguís ese sendero siempre por la parte más baja, sin desviaros, hasta que volváis a encontrar otra flecha amarilla, que os dirigirá hacia una bajada bastante empinada que da a la carretera (si desde la aldea camináis por la carretera sin desviaros llegáis al mismo punto). En la carretera girad a la izquierda, y a unos metros ya veréis el sendero de nuevo señalizado. Vais a llegar al canal de agua de la central eléctrica de Regueiro. Caminaréis con el canal a vuestra izquierda, y realmente es un trecho bastante aburrido, excepto si vas con el Comando G, claro: el canal iba el día que fuimos, al final de verano, muy bajo, pero G, muerta de sed, decidió lanzarse a beber. Bajar fue fácil, subir era imposible porque la pared es lisa, así que me tocó bajar a mí a rescatarla. Aventurillas del Comando G.
Canal del río Mao
Superado el contratiempo y el terminado trecho del canal nuevo llegó la sorpresa. Bajando por el impresionante bosque alcanzamos el antiguo canal de agua del Mao… No sé cómo describiros esta parte final de la ruta, porque es apoteósica. Lo es caminar por el viejo canal, a veces por el borde del muro, a veces dentro del antiguo cauce. Lo es por el paisaje que forma el cañón del río Mao a tu paso: caminas entre rocas (de hecho el canal las atraviesa de vez en cuando, y tú con él), viendo un valle espectacular que te dejará sin aliento. Es una ruta maravillosa, salpicada de molinos, rocas imponentes y agua. Nosotras hicimos una variante corta, que lleva algo más de dos horas, por lo que no seguimos el canal hasta el final, haciendo una ruta larga que recorre en total unos 13 km. Se nos echaba la noche encima así que acortamos volviendo a Forcas por una pista ascendente: no tiene pérdida, el canal se corta en un punto y para seguir tenéis que subir a un camino (está indicado), en el que la flecha os envía hacia la derecha. Justo ahí, por una pista que sube, llegaréis a la carretera que lleva a Forcas (id hacia la izquierda cuando lleguéis). Nosotras aún caminamos un buen rato siguiendo el canal… pero a las nueve menos cuarto decidí dar la vuelta, qué remedio. Nos queda pendiente hacer esa variante más larga, así que volveremos y, por supuesto, os lo contaremos aquí :).
 
Canal del río Mao
Llevad agua para los perros: el tramo que hicimos no tiene bajadas fáciles al Mao, por lo que no pueden beber (y corréis el riesgo de que se lancen en plancha al canal, como hizo G).
 
 
 
Cómo llegar: tenéis que ir a la aldea de Forcas. Está cerca de Castro Caldelas, y el desvío se coge en Castiñeira de Seoane (está indicado). 
 
 
Cerca de aquí: Mirador da Pena do Castelo/ Ruta de las pasarelas del río Mao/ Ponte da Boga-Castro Caldelas.  
 

5 thoughts on “Ribeira Sacra: Ruta del Cañón del Mao

Deja un comentario