Santiago de Compostela

Santiago de Compostela: Paseo fluvial del río Sarela

Uno de los secretos más hermosos de Santiago de Compostela no está enterrado bajo el suelo de la catedral. Está al aire libre, pegado a la ciudad y es el paseo fluvial del río Sarela, una auténtica maravilla desconocida incluso para muchos compostelanos. Si tienes perro y estás/vives/visitas/quieres visitar (táchese lo que no corresponda) la capital de Galicia, estás de enhorabuena, porque este paseo es una pasada.

DSC_0009
La ruta puede hacerse de dos formas: “de ponte a ponte”, o sea, de puente a puente, o alargándola por las pistas forestales del monte Pedroso. Claro que hay una tercera variante: a la aventura, como la hicimos Laura, nuestros perros y yo. Muy al estilo Comando G. Realmente queríamos hacer los 10 km ordenadamente, como manda la senda, pero cuando nos dimos cuenta estábamos en pleno monte, sin señales, así que decidimos seguir de aventureras… y nos lo pasamos en grande. La ruta ‘oficial’ arranca en la Igrexa do Carme de Abaixo y termina en la Ribeira de San Lourenzo, o viceversa. Se le llama “de puente a puente“, evidentemente, porque hay uno al comienzo y otro al final. El primero es medieval y a través de él nos adentramos en un escenario que parece de cuento. Acabamos de dejar a nuestra espalda la ciudad y de golpe te adentras en un bosque bellísimo. Estas orillas del Sarela, antes de perderse en el Sar, eran la huerta de Compostela, pero también su fábrica: encontraréis viejas factorías de curtido de pieles. Aunque está en muy mal estado, hay un proyecto para rehabilitarla. Estas fábricas necesitaban muchísima agua, por eso se instalaban junto a los ríos… contaminándolos sin complejos, por supuesto.
 
 DSC_0008Afortunadamente, a simple vista nada de ese sucio pasado parece haber perdurado: nos sorprendió muchísimo lo limpia que baja el agua del Sarela, dan ganas de meterse, aun con el frío de estos días. De hecho Candy, la perra de Laura, se estrenó como nadadora en una poza de esta senda. Momentazo.
Después de recorrer el tramo entre los puentes la senda engancha con el monte Pedroso: aunque nosotras no seguimos un camino ortodoxo (llegamos a bajar monte a través entre toxos) os aseguro que es una ruta que no tiene pérdida, os metáis por la pista que os metáis. El monte está elevado, cuando queráis volver a la senda buscáis una pista que baje y listo, todas llevan hacia la ciudad. Recorrimos unos 12 km, fue divertidísimo; los perros se lo pasaron en grande. Ojo, eso sí, si vuestro perro, como las mías, es aficionado a perseguir gatos: en la zona más urbana de la ruta, llegando al final, hay varias casas con lindos felinos aficionados a pasear por la ribera del Sarela. Mejor que en esos tramos los atéis ;).
 
DSC_0030
Cómo llegar: Consulta la página de turismo de Santiago.
 
Cerca de aquí: Sendeiro do Deza, Subida al río PedrasRuta da Pedra e da Auga.
 
 
 

3 thoughts on “Santiago de Compostela: Paseo fluvial del río Sarela

Deja un comentario