Vigo/Redondela: Senda da Auga.

DSC_0078
La Senda da Agua puede iniciarse en Vigo, en Redondela o en la parroquia redondelana de Cedeira. Yo os voy a guiar desde ahí, ya que el trazado entre Cedeira y Redondela pasa en medio de asentamientos humanos, donde hay ovejas y otro ganado, y entre Cedeira y A Madroa (Vigo), aunque hay casas, el recorrido está exento de sorpresas perrunas :). El único inconveniente que tiene esta ruta para hacer senderismo con perros es que está muy de moda entre los ciclistas, por eso es mejor no hacer la senda oficial y escoger caminos paralelos. 
DSC_0017
La ruta tiene un pequeño corte en Cedeira, que es donde la vamos a iniciar. Ante nosotros se abre un sendero precioso, completamente llano (y si sigues la senda oficial será siempre así) y que solo te exigirá, a ti y a tu perro, tener muchísimas ganas de disfrutar de una buena caminata. Tú, además disfrutarás de unas vistas privilegiadas de la ría de VigoLo primero que te vas a encontrar en este sendero es el antiguo depósito de agua del Pazo de la Condesa de Torrecedeira, cuyas tierras, en este primer tramo, discurren paralelas a la Senda da Auga. Un poco más adelante hay una fuente, donde los perros pueden beber (excepto en verano, encontrarás agua en charcos o pequeñas cascadas para que beban cada pocos metros, esta zona está llena de agua). Sigue caminando hasta que encuentres una bifurcación con un sendero hacia abajo y otro hacia arriba. Aquí puedes dejar la senda original y decidirte por alguno de los caminos alternativos. Escojas el que escojas, los dos terminan de nuevo en la ruta, y es casi imposible que te pierdas.
DSC_0004
El camino superior es un poco más exigente que la Senda da Auga porque tiene un tramo cuesta arriba, pero de una dificultad muy baja. Por aquí llegarás hasta una casa en medio de la nada, impresionante por donde está situada: atento, en esta casa deberás coger el camino que la deja a la izquierda para bajar por un senderito estrecho que te llevará de nuevo a la Ruta da Auga: justo antes de llegar tendrás una de las vistas más impresionantes de la ría de Vigo que puedas encontrar. Si has decidido coger el camino bajo, que es realmente precioso, síguelo hasta que encuentres una nueva bifurcación, y sigue el sendero que asciende, que te llevará a la Senda da Auga de nuevo.
Los dos trazados alternativos te llevarán casi al final del tramo de Cedeira de la ruta: lo notarás, de golpe hay casas y un tramo de carretera. Ojo, que los paisanos van a toda leche, aquí si tu perro no obedece deberías atarlo, porque este tramo asfaltado se cruza con una carretera comarcal. Pero en cuanto la cruces volverás a estar de nuevo en la senda, y ya puedes seguir caminando hasta Vigo, si te apetece. Si has traído bocata, en este tramo encontrarás un par de bancos de piedra donde sentarte a comerlo. La vuelta puedes hacerla recta o escogiendo alguno de los dos caminos paralelos, el superior o el inferior, de nuevo te conducirán al final de la senda, por donde llegarás a tu coche.
DSC_0012
Cómo llegar: Cedeira está en la carretera que une Redondela con Vigo. Vengas en el sentido que vengas, un cartel te anunciará la subida a esta pequeña aldea redondelana: verás un enorme pazo y una antigua nave industrial flanqueando la carretera que sube a Cedeira. Síguela recta hasta el final de todo, hasta que veas el colegio (se ve perfectamente); una vez allí, sigue la carretera de la derecha, llena de curvas, y te encontrarás ya con el cartel de la Senda da Auga. En Cedeira se separan dos tramos, aparca para seguir el de la derecha.
 
Cerca de aquí: De Alcabre a Samil/ Zamáns

Deja un comentario