Senda de Las Valiñas. Las Médulas.

La Senda de las Valiñas es un corto recorrido circular de 4 kilómetros por el corazón de Las Médulas que nos permite adentrarnos en las cuevas y galerías de la antigua mina romana. A diferencia de la Senda Perimetral y de la Senda de los Conventos, en este trazado no se pasa por el mirador de Orellán, el más famoso de Las Médulas, aunque hay un desvío que permite subir para verlo y bajar de nuevo para retomar la senda, y es recomendable hacerlo.

DSC_0037

Tras entrar en el pueblo de Las Médulas, para empezar a caminar debéis ubicaros desde el Aula Arqueológica: siguiendo la carretera desde allí, donde hay aparcamiento, vamos a cruzar casi todo el pueblo para llegar al inicio de la Senda de Las Valiñas. Pasaréis el Centro de Recepción de Visitantes y un poco más adelante veréis dos carteles en una bifurcación, uno a la izquierda, en la vía señalizada con dirección prohibida, y ese es el camino que debemos tomar. Es una ruta facilísima y muy muy bonita, muy recomendable para hacer en verano porque tiene muchas zonas de sombra, a diferencia de la Perimetral. En la primera parte de la senda vais a encontraros con árboles maravillosos, castaños centenarios de formas impresionantes que os irán dando sombra mientras camináis.

Así, entre castaños, vais a llegar hasta la Fuente de la Tía Viviana, donde el camino se bifurca. Veréis que hacia arriba indica Las Médulas, y, hacia la izquierda, las cuevas de la Cuevona y la Encantada. Mi consejo es que subáis al mirador de Orellán: es impresionante. Ir y volver añadirá alrededor de una hora a la ruta, que, al ser tan corta, no supone mayor problema, y os permitirá contemplar las minas romanas desde arriba y desde su interior.

DSC_0042

Cuando bajéis del mirador y retoméis el camino, sin perder de vista los impresionantes castaños, llegaréis a La Cuevona, donde podéis meteros y explorar las galerías. Es subyugante el tamaño de estas paredes rojas, y la sensación de caminar entre ellas, indescriptible.

Un poco más arriba encontraréis la segunda cueva, La Encantada, en la que se pueden recorrer a pie las galerías por las que, en la época de los romanos, corría el agua para alimentar la mina. Os sorprenderá la intrincada labor que estos pasadizos supusieron en aquellos siglos, tan alejados de los nuestros.

Esta ruta la hemos hecho con niños y perros, y no sabría deciros quiénes se lo han pasado mejor. En las galerías los niños, asombrados  de su magnitud, y en el monte el Comando G, corriendo incansable tras los rastros.

Al salir de las cuevas podemos buscar un sendero intrincado que sube a la cumbre del Pico, subida que nosotras nos hemos ahorrado. Para volver al pueblo de Las Médulas desde las cuevas hemos tomado un camino que se ve en cuanto sales de La Encantada, hacia la derecha, por el que llegamos plácidamente al punto de partida, de nuevo contemplando castaños increíbles.

DSC_0016

Es una ruta genial para hacer senderismo con tu perro si has viajado con él a la zona, porque humanos y canes disfrutaréis por igual. Llevad agua, no os despistéis.

Pinchando aquí encontraréis información de todas las rutas que se pueden hacer en Las Médulas. El Comando G y yo, aparte de esta, hemos hecho la Perimetral y la de los Conventos, que podéis ver aquí. Y si queréis documentaros sobre este impresionante enclave, Patrimonio de la Humanidad desde 1997, pinchad en este enlace.

DSC_0049

Y si queréis comprar miel casera, os recomiendo este sitio: majísimos con los perros. Después hemos parado a tomar algo en un bar a mano derecha, con terracita, en el que también hemos estado genial con las fieras… los niños y las perras 😉

Cómo llegar: Para llegar a la aldea de Las Médulas se puede entrar desde la N-120, que une Ourense con Ponferrada, o desde la N-535, desde O Barco de Valdeorras (Ourense). En la aldea es aconsejable parar en el Aula Arqueológica para obtener un mapa y ubicarnos en la caminata.

Cerca de aquí: Senda Perimetral y Senda de Los Conventos/ Castro de Abaixo-A Cubela-Castro de Abaixo/ Mina romana de O Covallón/ Camiño do Ferradal/

4 thoughts on “Senda de Las Valiñas. Las Médulas.

  1. Gracias por las rutas que nos enseñas para poder hacer rutas con los perros ,aunque aquí nos llamaron la atención por tener el perro suelto ,según a ellos hay que llevar los atados ,serán porque escriben en los árboles o rompen ramas , digo yo que será por eso

    1. Cada vez nos acosan más, pero yo no cedo: el monte es de todos. En Las Médulas yo los he llevado sueltos por el monte aunque los até al llegar a los miradores más concurridos, como hago siempre porque estoy harta de broncas aun sin acercarse las perras a nadie. En la Ribeira Sacra, al conocerla tan bien, controlo dónde y cuándo ir a los sitios para estar a nuestra bola, pero como te encuentres un antiperros… Y más estos días de tanta gente. Ayer en la ruta de Salcedo-Paramedelo un turista, en medio del monte, con cara de horror al vernos con los perros. Yo ya es que a la gente que no le gustan los perros directamente no la considero persona, jajajaa.

Deja un comentario