O Incio: Senda del embalse de Vilasouto


El embalse de Vilasouto, en el Concello de O Incio (Lugo), es uno de esos sitios donde todavía puedes estar a tus anchas, relajado, y con tus perros al lado. Un lujo. En esta tierra de turistas solitarios, el Comando G os propone pasar un día único en una zona maravillosa. Si es época de calor es un lugar estupendo para ir con los perros, está rodeado por un fresco bosquecito, así que podréis estar a la sombra si el sol aprieta demasiado. Y, además, los perros se lo pasarán en grande bañándose.

Podéis pasar el día plácidamente en la zona del embalse próxima al hotel A Ermida Rural. Es la zona más tranquila; al otro lado, donde está la aldea de Vilasouto, suele haber más gente. Pero si circundáis el embalse veréis que hay decenas de bajadas a recodos donde podréis estar solos si os apetece. Pero cualquier punto está genial para ir con los perros, porque hay una zona arbolada con sombra, y campo suficiente para que los perros corran, jueguen y se diviertan a sus anchas, con chapuzones incluidos, sin molestar a los numerosos pescadores que suelen reunirse en Vilasouto.

El agua suele estar limpia, pero en este embalse el baño para humanos no está recomendado, aunque yo me baño a veces justo al final de la primavera, cuando está lleno de agua de las lluvias. Pero de vez en cuando hay alertas por una bacteria de las algas, así que mejor no os bañéis. Mis perras se bañan siempre y nunca les ha pasado nada, eso sí, pero… lo que os digo siempre, bajo vuestra responsabilidad.

Si vais a pasar el día, cuando os canséis de sol y chapuzones hay una preciosa ruta que podéis hacer con los perros. Rodea todo el embalse, no tiene pérdida.

La Ruta del Embalse de Vilasouto es un sendero encantador que os llevará a través de un bosque precioso, en el que, además, están identificadas todas las especies de árboles autóctonos. El recorrido es de menos de 4 kilómetros, ya que no está terminado: muere en un precioso puente de madera, al final del campo de la fiesta de Vilasouto.

Aproximadamente un tercio del recorrido es por carretera, pero con una acera habilitada para caminar cómodamente, así que si vuestro perro es obediente podrá ir suelto, si no mejor que lo atéis en ese tramo. Es imposible perderse, el sendero está muy bien indicado. Y cuando lleguéis al final, volved por el mismo camino: la caminata total es de menos de 8 km y facilísima, como muchísimo os llevará hora y media.

Cómo llegar: En la localidad de Laiosa, en el centro de la aldea hay un desvío a la izquierda hacia el embalse. Lo seguís y al llegar al final de esa carretera giráis a la derecha: vais a bordear el embalse, lo tenéis que ver a vuestra izquierda. Seguid hasta que veáis un horrible edificio: el hotel A Ermida Rural.

 
Cerca de aquí: Ferrería do IncioRuta do Ferro/ Ruta da Pena dos Catro Cabaleiros