PR-G 162: Ruta da Ribeira Sacra do Miño. Codos de Belesar

Qué impresionantes son todos los tramos de la Ruta da Ribeira Sacra do Miño para hacer senderismo con tu perro en Galicia. Caminar flanqueada por el Miño y árboles centenarios, en bosques tan frondosos que tienen rincones donde nunca llega el sol, solas… no tiene precio. El tramo que hemos hecho hoy, el de los famosos Codos de Belesar, es muy corto, pero intenso: ida y vuelta no son más de 4 km, pero la vuelta entera es cuesta arriba ;). Como muchísimo os llevará hora y media, si sois de los que no suben ligeros las cuestas. Nosotras la hemos hecho en menos de hora y cuarto, así que… ¡sin miedo! La ruta parte de la aldea de Diomondi, justo enfrente del cementerio. Pero antes de empezar a caminar es visita obligada la iglesia románica de Diomondi, que está un poco más abajo (y que es un excelente lugar para aparcar, además). El templo, del siglo XII, es impresionante.

 
La ruta está muy bien señalizada, parte justo enfrente del cementerio y en el primer tramo discurre por una pista asfaltada, que poco a poco se adentra en el bosque y va dejando paso al antiguo camino romano, una rama secundaria de la gran vía que unía Astorga con Braga, y que se conserva casi íntegra en parte del tramo. Es inevitable, mientras desciendes, imaginar que por donde estás pisando pisaron los romanos… yo me he imaginado a una cohorte, ocupando el sendero de lado a lado y bajando rítmicamente acompasada…  
 
 
El trazado romano desciende hasta Belesar pero no en línea recta: como a mitad de recorrido empieza a bajar en ziz zag, creando tres grandes curvas, los famosos ‘codos de Belesar’, que ayudan a no morir en el intento de bajar o subir un desnivel de 300 metros en menos de 1 km. Gracias, romanos, gracias. 
 
El sendero muere en la preciosísima aldea de Belesar… precisamente en una carretera que el Comando G ha recorrido muchas veces, pues lleva a una de nuestras sendas favoritas, otro tramo de este sendero, el de A Cova, y a la playa fluvial de A Cova, que es una pasada. La propia carretera debería ser catalogada de interés turístico, porque es impresionante. Pero como habéis venido andando, os toca dar la vuelta y subir y subir hasta volver a Diomondi. La primera parte se las trae, pero es un tramo muy corto, y luego ya es una subida suave :).
 
Cómo llegar: en Escairón (O Saviñao) cogemos la C-533 en dirección a Chantada, hasta ver el desvío a la izquierda hacia Diomondi, que está a 4 km.
 
Cerca de aquí: PR-G 162. Tramo de A Cova/ PR-G 162. Tramo de Santo Estevo de Ribas de Miño-Diomondi/ Ruta de la iglesia de Pesqueiras
 

4 comentarios de “PR-G 162: Ruta da Ribeira Sacra do Miño. Codos de Belesar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *