PR-G 86. Sendeiro dos viñedos da Ribeira Sacra

Algo más de 11 kilómetros separan Os Chancís de Rosende, los dos puntos de los que parte o termina esta ruta, según decidamos hacerla, pues es lineal. Si decidís hacerla entera tened en cuenta que son más de 22 kilómetros ida y vuelta, por lo que os llevará unas siete horas. Lo más recomendable es ir con dos coches, para dejar uno al final del trayecto y evitar volver por donde hemos venido.
Ribera del Cabe
El PR-G 86, el Sendeiro dos viñedos da Ribeira Sacra, es una de las rutas más chulas que podemos hacer en este rincón del sur de Lugo. A lo largo de estos 11 km veremos suaves pero vertiginosas colinas de viñedos, arquitectura vernácula, bosques en los que parece no colarse el sol y el espectacular paisaje que el Sil traza a su paso por Os Chancís.
La mejor forma de hacer esta ruta es partiendo desde la Casa Grande de Rosende, ya que el espectáculo de encontrarnos los cañones del Sil al llegar al final de la senda, si la hacemos en este sentido, es indescriptible. En la Casa Grande, por cierto, admiten perros, además de ser preciosa, por lo que es un lugar ideal para quedarse a dormir después de la caminata. Dejamos la casa a nuestra izquierda y encontramos ya el cartel del sendero, que está muy bien señalizado, así que no tenemos más que seguir las marcas amarillas y blancas y no nos perderemos.
Ribera del Cabe, Rosende
Nos vamos a adentrar en tierra de viñedos, a orillas del río Cabe, que veremos abajo de todo, al final del valle. Es un tramo realmente bonito y que nos permite ver de cerca las famosas viñas romanas de la Ribeira Sacra, bajando en socalcos hasta el río. En algunas veremos las poleas con las que se suben las uvas durante la vendimia, una de las más duras del mundo, no en vano ha sido tipificada como Viticultura Heroica. Cuando llevéis una media hora caminando encontraréis una bifurcación del camino que gira 180º, dirección Rosende, y si la seguís llegaréis a la Casa Grande de nuevo. No tiene pérdida, es la única que gira tanto. Una vez en ella encontraréis dos caminos, seguid el de abajo, y en la siguiente bifurcación coged el de arriba, justo donde hay unos pinos. De esta forma haréis un paseo de una hora, hora y media como mucho, realmente precioso :). Si habéis decidido seguir adelante, el sendero irá bajando suavemente. Hay dos bifurcaciones que no forman parte del sendero pero que merece la pena seguir. La primera nos lleva a Areas, un lugar realmente curioso, con construcciones muy simples en las que la leyenda asegura vivieron primitivos anacoretas. También hay hermosas muestras de arquitectura tradicional en Portizó y Hortás. Siguiendo el sendero oficial encontraremos otro pequeño desvío que lleva hasta la Rectoral de Anllo, otro maravilloso establecimiento rural, que también admite perros. (Si os estáis alojando aquí podéis hacer la ruta en dos partes, un día hacia Rosende y otro hacia Os Chancís).
 DSC_0080A partir de aquí el paisaje empieza a cambiar: nos vamos a adentrar en el bosque autóctono tan propio de la Ribeira Sacra: robles y castaños, salpicados de especies invasoras, como la acacia (el olor de sus flores amarillas inunda todo justo antes de estallar la primavera). Y, de repente, al final casi del sendero, damos una curva antes de iniciar una bajada y nos encontramos esto:
Los Cañones del Sil, en todo su esplendor, nos dejarán sin aliento (y nos darán una inmensa alegría, pues anuncian el final del sendero). Si seguimos descendiendo llegaremos ya al embarcadero de Os Chancís, donde, si nos quedan fuerzas, es obligado bajar hasta el río (la subida, luego, se las trae, el que avisa no es traidor). Si vais en cualquier época, excepto en verano, veréis la fervenza que baja desde el monte al río, domada por la arquitectura del embarcadero. Es un lugar realmente mágico… para mí, sin duda, el sitio donde más me gusta ver los cañones del Sil: te parece casi estar encajonado entre ellos.
Cañones del Sil
 
Cómo llegar: Rosende es una aldea enclavada en el concello lucense de Sober. Hay indicaciones para llegar a la Casa Grande, no tiene pérdida. Si decidís hacer la senda desde Os Chancís, una vez en Sober buscad un cartel marrón que indica el camino hacia el embarcadero, subís por esa carretera y ya encontráis otro cartel que os indica la ruta a seguir. 
 
Cerca de aquí: Ruta de los molinos del Xábrega/Ruta de Nogueira a Os Chancís/

3 comentarios de “PR-G 86. Sendeiro dos viñedos da Ribeira Sacra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *