Ruta circular de A Cubela

Lo más complicado de esta ruta es quizá su extensión: 15 kilometritos, 16 si aparcas el coche antes de llegar a Castro de Abaixo. Pero os aseguro que merece la pena el esfuerzo: durante unas horas pasearéis entre soutos de castaños centenarios, con el río Sil a un lado y una vegetación alucinante al otro durante todo el trayecto; y porque verás tan cerca que parece que puedes tocarlo el espectacular meandro que el Sil hace en A Cubela.

A Cubela

Partimos desde Castro de Abaixo, donde se nos da la opción de hacer la ruta circular o ir solo hasta A Cubela y volver por la misma ruta. Se puede hacer circular también si tomas ese camino, pero os recomiendo hacerla como indica el cartel, porque el primer tramo es el más duro, y si la hacéis yendo primero a A Cubela os tocará para terminar la ruta. Y después de varios kilómetros, el final se os hará eterno. El cartel dice que tardaréis cinco horas en hacer la ruta, nosotras hemos tardado 3,5 y parando a hacer fotos y a charlar con varias paisanas, así que, ¡no es para tanto si estáis medianamente en forma! 

A Cubela

El primer tramo es el más duro, porque sube y sube desde Castro de Abaixo hasta la siguiente aldea, Torbeo. Pero es realmente precioso: veréis castiñeiras (castaños) centenarias por todas partes. Hay soutos por toda la senda, y encontraréis varias fervenzas donde los perros podrán beber (en verano llevad agua por si acaso están secas). Es un tramo de subida, no es fácil, pero para alguien medianamente en forma no tiene mucha dificultad. Desde Torbeo a A Cubela iréis bajando, no son pendientes empinadas pero tampoco diría que facilísimas. Cuando lleguéis a A Cubela veréis el impresionante meandro del Sil y desde esta aldea hasta retornar a Castro de Abaixo, algo más de un tercio de la ruta, el sendero es de lo más llevadero y muy fresco. Discurre pegado al río Sil y por una zona muy arbolada y con bastantes fervenzas. Fijaos en algunos tramos rocosos: el camino fue tallado en la roca para que pudieran pasar por él los carromatos. No hay pérdida, todo el trayecto está muy bien señalizado, y os garantizo que es de esos sitios donde hacer senderismo con perro debería ser obligatorio, de lo bien que se lo pasan. Por cierto, no dejéis de parar en A Cubela en Cubeland (veréis los carteles al pasar), un lugar único y especial y donde adoran a los perros…. y podréis descansar tomando una riquísima cerveza artesana contemplando el Sil.
Meandro de A Cubela
 
Cómo llegar:Tenéis que coger la N-120 entre Monforte y Quiroga hasta llegar a Castro de Abaixo (el cartel se ve perfectamente, está junto al puente sobre el Sil, tras un tramo que discurre por la zona del río Lor). Podéis aparcar justo al entrar o en un metidito que hay más adelante e ir caminando hacia la aldea.
 
 
Cerca de aquí:  Las Médulas/O Marroxo/ Monte do Faro.

8 comentarios de “Ruta circular de A Cubela”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *