Ribeira Sacra: El camino al tren de Villaoscura

DSC_0015

En todas las aldeas de la Ribeira Sacra hay senderos olvidados. La ruta que vamos a hacer hoy es una de esas rutas que no existen; vamos, para que me entendáis, unas de esas que nos inventamos el Comando G y yo :). Es por tanto un sendero sin señalizar y en el que es improbable que os encontréis a alguien, lo cual, si hacéis la pateada en grupo con varios perros, es una maravilla.
 
DSC_0004
Vamos a partir desde el campo de Moreda, en Villaoscura. Seguimos la carretera principal con los perros atados, a no ser que caminen a vuestro pie (pasan pocos coches, pero los que pasan van bastante rápido), hasta que lleguéis a un cruceiro. Allí tomamos el camino de la derecha (ya podéis soltar a las fieras) y vamos a continuar recto. Cuando lleguéis a la iglesia y el cementerio de Moreda, seguid un poquito y llegaréis a un camino que se interna en el bosque. Hay dos bifurcaciones (no tiene pérdida, veréis una puerta hecha con palos) , y vamos a coger la de la derecha.
DSC_0027
 
Ese camino nos va a llevar a un sendero precioso, que seguiremos hasta que nos dé la opción de bajar o seguir recto: vamos a bajar y al final nos encontraremos en plena vía del tren. Los vecinos de la aldea me cuentan que hay una forma de vadear el río que está bajo los raíles, pero no conseguí encontrarla :(.
 
DSC_0008
Al llegar a la vía tendremos que dar la vuelta y volver sobre nuestros pasos, pero cuando lleguéis a la puerta de palos de nuevo, en vez de seguir por donde habéis venido, seguid el otro caminito: es otro sendero precioso que nos va a llevar a la parte alta de Villaoscura. Hay una bifurcación, en vez de seguir rectos vamos hacia la izquierda, y vamos a llegar al campo de la fiesta de Moreda. Para volver al lugar donde hemos aparcado tenemos que atravesar el campo de la feria, y a la derecha del palco váis a ver un camino que baja recto. Seguidlo (sin olvidar fijaos en el impresionante carballo centenario) y al final veréis vuestro coche (y un poco antes, un precioso pinar). La pateada no lleva más de una hora, es cortita, facilísima (solo hay una cuesta,al subir desde la vía) y los perros disfrutan como enanos. Hay tantas pendientes que llegan agotados pese a ser un paseo corto, os lo garantizo.
 
Cómo llegar: desde Ourense, coger la carretera de la Ribeira Sacra, dirección Monforte. Seguidla unos 20 minutos hasta que veáis la salida de Canabal-Sober; tomadla y seguid dirección Canabal. Pasaréis un cartel que indica Ourense-Ferreira, pasadlo, y a unos metros meteos a la derecha (un cartel indica Villaoscura). Seguid, pasad un puente, y meteos a la derecha, donde el cartel indica Villaoscura. Seguid esa carretera: pasaréis un grupo de casas, luego un precioso bosque de carballos y cuando lleguéis al siguiente grupo de casas seguid hasta que veáis un campito a mano derecha. Aparcad ahí y empezad a caminar :). 
 
Cerca de aquí: Ruta de los viñedos de la Ribeira Sacra/ Ruta de los molinos del Xábrega/ Mirador da Cividade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *