Ribeira Sacra: Salcedo-Paramedelo

Hay rutas en las que hacer senderismo con perros debería ser obligatorio, y esta es una de ellas. Parte desde Salcedo (A Pobra do Brollón) y llega hasta el restaurado sequeiro de Paramedelo, serpenteando paralela al valle del río Lor. El Comando G se lo pasa bien siempre, pero algunas veces, como hoy, disfruta aún más de lo habitual. Suele ser en rutas como esta, en las que la montaña asciende vertiginosa, llena de matorral y arbolado: los perros de caza están en el paraíso en estas laderas escarpadas, persiguiendo olores. Y los que no son de caza, como Solo, correrán a sus anchas por un sendero amplio, fácil de caminar y que discurre por un paisaje de ensueño, para que los humanos disfrutemos también de la caminata.

Salcedo

La ruta se llama realmente Ruta de la Castaña y la Miel, y está incluida en la red de senderos que acaba de lanzar en una app el Consorcio de Turismo da Ribeira Sacra. Hay señalización a lo largo de la senda, pero no en su inicio, donde todos los carteles han sido arrancados, pero es facilísima de seguir, ya que no tiene desvíos. Para iniciarla basta llegar al final del pueblo, donde está el desvío a Beirán, pero no coger esa carretera, sino la pista de la izquierda. Os recomiendo ir en coche hasta que veáis a mano izquierda una casa. El consejo es para perrunos: en el prado de enfrente suele estar un pastor con sus ovejas, así que mejor comprobar que no están antes de soltar a vuestros colegas de cuatro patas, pues muchos corren tras las ovejas.

La senda ya no tiene pérdida hasta llegar al sequeiro (secadero de castañas) de Paramedelo: vais a caminar por esa pista sin desviaros, bajando suavemente hacia el río, para subir después hasta el sequeiro antes de volver a Salcedo por el mismo camino. El primer tramo es quizá el menos bonito (demasiado pino de repoblación) pero a medida que bajéis empezaréis a ver el valle del Lor, que es espectacularmente bonito. Así, descendiendo, vais a llegar al mirador de la Pena das Paradelas. Asomaos… la vista es impresionante. Veréis el cañón que forma el río Loureiro, que se une al Lor en esta zona, y los cercanos montes de O Courel.

DSC_0007

 

Desde este punto empieza lo más hermoso de esta ruta: la vegetación empieza a cambiar, los montes se escarpan, los pinos dejan paso a impresionantes paredes de piedra… Es espectacular. También veréis albarizas, construcciones de piedra para proteger las colmenas de abejas de los ataques de los osos.  El sendero baja hasta el río, al final de forma un tanto abrupta, y así llegaréis al río Loureiro, que vais a cruzar para iniciar el ascenso hasta el sequeiro restaurado de Paramedela, precioso. Nosotras hemos vuelto por la misma pista a Salcedo y hemos tenido la inmensa suerte de ir viendo cómo caía el sol sobre el valle a medida que desandábamos lo andado: increíble. Es una ruta de unos 12 km ida y vuelta, os llevará alrededor de tres horas, y es muy fácil, con subidas y bajadas suaves, nada complicadas.

Cómo llegar: la ruta parte de Salcedo, a donde llegáis cogiendo la carretera de O Courel desde A Pobra de Brollón. Una vez en Salcedo seguid hasta el final del pueblo, hasta que veáis una bifurcación: coged la pista de arriba y aparcad cuando encontréis una casa a mano izquierda.  

Cerca de aquí: Ruta del Oro y del Hierro/ Vilamor-Froxán-Vilamor

 

 

3 comentarios de “Ribeira Sacra: Salcedo-Paramedelo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *