Ribeira Sacra: Senda de la Rectoral de Castillón

Entre la iglesia, el hermoso cruceiro y la Rectoral de Castillón (hoy convertida en una casa de turismo rural) hay un precioso bosque por el que, seguramente, caminaron las decenas de sacerdotes que residieron en la antigua casa rectoral para ir a dar misa a la pequeña iglesia de la Ribeira Sacra. Si hacéis la ruta en otoño, el bosque luce sus mejores armas, lleno de colores, de hojas caídas e inundado por esa luz indescriptible de los meses anteriores al invierno. Es un momento mágico para hacer senderismo con tu perro en Galicia.

La ruta que vamos a hacer es corta (apenas una hora) y muy fácil. Partimos desde el cruceiro de Castillón, colocado en este cruce de caminos en 1880, aunque se cree que su construcción fue anterior, pues bajo el INRI aparece la fecha 1610. Si dejamos el cruceiro a nuestra espalda veremos que hay tres caminos: uno a la derecha, que indica San Vicente, otro a la izquierda, que baja, y uno de frente. Seguimos por este último. Vamos a caminar por una pista de tierra que nos lleva hasta la aldea de A Xesteira. Justo antes de que la pista desemboque en la carretera, al pasar una pequeña casita gris, veréis a la izquierda otra pista: seguid por ella. Este camino nos va a llevar directos a la Rectoral de Castillón. Solo podéis despistaros una vez: el camino muere en un gran prado, tenéis que cruzarlo hacia la izquierda y encontraréis de nuevo la senda, ya muy cerca de la Rectoral.
DSC_0020
Vais a llegar a la parte trasera de la casa rural. El camino que se ve es que el debéis seguir, pero si tenéis tiempo, os recomiendo seguir por el que veréis de frente, a vuestra derecha, y acercaos a ver la casa rural. Si está buen día podéis tomar algo en el patio de entrada. El edificio fue cedido a la iglesia en 1874 por su propietario, Gonzalo Álvares de Neira, pero de su pasado eclesiástico no queda ya nada: ahora es una de las casas rurales más bellas de la Ribeira Sacra, asentada en una impresionante finca.
Después de ver la Rectoral, desandad el camino para volver arriba: tenéis que seguir la senda que va pegada al muro de la casa rural. Hay varios caminos que os llevarán a la pista asfaltada de la iglesia y el cruceiro, el que solemos seguir nosotras es fácil de encontrar: cuando termine la propiedad de la rectoral llegaréis a una casa, que estará a vuestra izquierda. Tenéis que seguir el camino que sale desde esa casa, no la pista que baja desde ella. Es un caminito pequeño pero se ve perfectamente. Como nos pasó a la ida, solo podríais perderos en un punto, donde el sendero muere en un prado, que debéis atravesar recto, para encontrarlo de nuevo. Este camino, que discurre en medio del bosque, os llevará directos a la pista asfaltada que lleva a la iglesia y al cruceiro. Cuando la alcancéis subid hacia la izquierda, y a pocos metros ya veréis, a mano derecha, la iglesia de Santiago de Castillón, del siglo XVII, aunque seguramente construida sobre un templo anterior. Os recomiendo entrar, el cementerio es bastante peculiar. Después, si seguís subiendo, ya os encontraréis en el punto de partida, el cruceiro. Si os metéis a la derecha llegaréis a la iglesia de San Vicente de Castillón, del siglo XVI. 
 
 
Cómo llegar: Castillón es una parroquia de Pantón, a la que se puede acceder desde Ferreira de Pantón, yendo dirección Goián, y una vez en Goián saliendo de la aldea hasta un cruce donde ya está indicada la Rectoral de Castillón. Seguís esa carretera y justo antes de llegar a Santiago de Castillón, a la derecha, está la subida al cruceiro. Se puede llegar también por la carretera de Santa Mariña de Eiré: la cogéis en la rotonda de entrada a Ferreira de Pantón. Pasad el primer desvío a Santa Mariña, cuando veáis el segundo, justo enfrente, a vuestra derecha, está el de Castillón. Cuando paséis Santiago de Castillón subid a la izquierda y llegaréis al cruceiro.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *