Os Ancares: Bosque dos Grobos

DSC_0049

Hay un lejano lugar en la región eslovena de Carso llamado Kars, conocido por sus impresionantes relieves rocosos. Son provocados por un fenómeno llamado meteorización química, que afecta solo a determinadas rocas, como la caliza: rocas compuestas por minerables solubles en agua. Kars ha dado nombre a un tipo de formación geológica conocida como kárstica. En Galicia solo hay un 5% de rocas calizas, y una de sus franjas más impresionantes está en Os Ancares. Esta piedra, llamada ‘caliza de Vegadeo‘, sería ya una rareza en sí misma, por lo escasa que es su presencia en nuestra comunidad. Pero es que en el Bosque dos Grobos, en Becerreá, estas piedras hacen magia convirtiéndose en un bosque kárstico que es de cuento de hadas. Según los expertos, las fallas no se deben solamente al tipo de roca, sino a las lluvias y la humedad de la zona: un cúmulo de casualidades maravillosas que han creado uno de los sitios más hermosos que he visto en mi vida.

 DSC_0208

No os voy a trazar esta vez una ruta, porque no la hay: el bosque está lleno de caminos por los que vagar sin rumbo fijo. Hace tiempo, esta parte del bosque estaba señalizada y los senderos trazados, pero ahora mismo adentrarse en él es toda una aventura en la que no sabes qué maravilla te vas a encontrar al rodear la siguiente roca. Es un lugar grande, oscuro; la luz del sol se cuela entre impresionantes castaños y 
grobos (así se llaman estas imponentes rocas) creando un paisaje que no parece de este mundo. El bosque es alucinante, recorrerlo implica atravesar estrechos pasadizos entre imponentes grobos, saltar de roca en roca, buscar la piedra lisa y enorme donde los celtas hacían sacrificios a sus dioses… y olvidarte del tiempo. No sé cuánto estuvimos dentro, quizá hora y media, pero me pareció haber cambiado de planeta. 
DSC_0077 DSC_0043 DSC_0083 DSC_0089
 
DSC_0038
Cómo llegar: este bosque está en la carretera general, entre Becerreá y Agüeira, pero no hay señalización en la entrada. Es más fácil acceder desde el Souto de Agüeira, yendo a Ferrería: a unos 20 metros está la entrada al soto, y el Bosque dos Grobos está en la parte baja de este bosque.
 
Cerca de aquí: Souto de Agüeira/Devesa da RogueiraRuta do río Pequeno.
 

Deja un comentario